¿Qué es y para qué se utiliza una hidrolimpiadora?

fachada_acristalada_limpieza_madrid
Limpieza de altura: ¿cómo limpiar una fachada acristalada?
27 septiembre, 2019
limpieza_parqué_oficina
El parqué de tu oficina, ¿cómo limpiarlo y mantenerlo?
17 octubre, 2019

Las superficies exteriores precisan de unos métodos de limpieza que proporcionen unos resultados más profundos, más saneados y más eficientes. Por este motivo, utensilios como la hidrolimpiadora son muy necesarios y útiles para estos casos. 

 

A continuación, Megaservice te explica en qué consiste la hidrolimpiadora, sus características, cómo se utiliza y para qué sirve. Si necesitas más información o limpiar alguna superficie exterior, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

 

¿Qué es una hidrolimpiadora?

La hidrolimpiadora es una máquina de limpieza formada por un motor y una bomba, cuya función es absorber agua y expulsarla a gran presión. Este utensilio toma el agua de una manguera de jardín a la que se conecta. 

 

De esta manera, la suciedad es eliminada de forma efectiva y sin malgastar potencia, pues utiliza la energía de su bomba para transformar la del agua inyectada a través del grifo. Además, este sistema ayuda a no malgastar agua, ya que toda la que sale es utilizada con la misma potencia y de la misma manera. 

hidrolimpiadora_que_es

¿Cómo funciona una hidrolimpiadora?

La hidrolimpiadora coge el agua de la manguera a la que es conectada, la cual proyecta sobre la superficie que debe limpiar. No obstante, la cosa no queda ahí: para que este líquido salga con la potencia necesaria, la máquina transforma la potencia que le llega de la manguera y la aumenta.

 

Como norma, el agua de una manguera sale a unos dos o cuatro bares de potencia, pero la hidrolimpiadora la saca con una fuerza de 160 bares. Este aumento energético viene proporcionado por la bomba de presión, la cual se puede activar mediante electricidad o por el uso de un carburante.

 

Además de este sistema, la hidrolimpiadora también tiene en su interior un filtro y un depósito para productos de limpieza, como fungicidas, desengrasantes, abrillantadores, etcétera. 

 

Cabe decir que el filtro debe ser limpiado cada cierto tiempo para evitar que se tapone el dispositivo. Asimismo, los productos de limpieza deben ser especiales para estas máquinas, de lo contrario podrían dañar su estructura interna. 

 

¿Para qué sirve una hidrolimpiadora?

Gracias a su sistema de funcionamiento, la hidrolimpiadora resulta muy eficaz para limpiar superficies exteriores e interiores de gran tamaño, con recovecos y elementos. Lo más común es que se utilice para coches, paredes, muros, puertas de garajes, ventanas y persianas. 

 

Hay personas que también la utilizan para desatascar, ya que la gran potencia a la que saca el chorro de agua permite quitar la acumulación de productos en, por ejemplo, canelones, bocas de desagües, etcétera. 

 

¿Qué hidrolimpiadora elegir?

La respuesta a esta pregunta viene determinada por tres factores: el presupuesto de quien desea comprarla, las necesidades que tiene y las características de la hidrolimpiadora.

 

Sobre el precio, el futuro comprador debe tener en cuenta que adquirir una hidrolimpiadora es una inversión y un ahorro de dinero, energía y tiempo. Hoy en día existen muchos modelos y con una gran variedad de precios, desde los 59€ hasta los 800€, en función de la potencia, la marca, las prestaciones, etcétera. No obstante, quien quiera adquirir una de estas máquinas debe saber que este gasto valdrá la pena, si de verdad la necesita y la desea. 

 

En cuanto a las necesidades del interesado/a, como ya se ha comentado la hidrolimpiadora permite sacar la suciedad de muchos tipos de superficies, incluso desatascarlas. Por este motivo, sus usos son muy variados. Lo que hay que tener claro es que con la compra y utilización de esta máquina, el cliente quedará muy satisfecho. 

 

Entorno a las características de la máquina, existen dos elementos o rasgos que hay que tener más en cuenta: el diseño y la potencia. Dentro del primer punto, se encuentran la longitud de la manguera, el depósito del detergente y el material con el que se ha fabricado el dispositivo. 

hidrolimpiadora_usos

Asimismo, la potencia es muy importante para según qué tipo de superficies y limpiezas necesita el interesado en la máquina. No precisará del mismo utensilio alguien que quiera fregar distintas áreas de su casa, que alguien que usen la hidrolimpiadora para uso profesional. 

 

Lo más frecuente es que para superficies como suelos de piscina, es decir, áreas amplias, extensas, se recomiende una potencia de 160 bares. En cambio, para armarios exteriores de plástico, puertas de garaje y suelos de jardín, con una hidrolimpiadora de 120 bares es más que suficiente. 

 

Otro punto que tampoco se debe olvidar es el sistema de funcionamiento. En otras palabras: qué energía utiliza la hidrolimpiadora para ser usada. Las de uso doméstico suelen ir conectadas a la corriente eléctrica, aunque existen alternativas a base de baterías o combustible. Sobre estas últimas, las más solicitadas son las de gasolina, pues no precisan de cables para ser utilizadas, permitiendo un mayor rango de movimiento.