Servicios de conserjería en una comunidad: funciones y obligaciones

limpieza de cristales
La limpieza de cristales en oficinas, una tarea que no debemos olvidar
19 noviembre, 2018
limpieza de los cristales de las ventanas
¿Cómo limpiar los cristales de las ventanas y que queden relucientes?
14 diciembre, 2018

La crisis ha hecho que muchas comunidades de propietarios miren con lupa cada servicio que contratan y cada euro que se gasta para evitar despilfarrar el dinero de todos en cosas innecesarias. Muchas de estas comunidades cuentan con servicios de conserjería que se ocupa de realizar determinadas tareas dentro de la finca, además de las labores de vigilancia. Y algunas de ellas se preguntan cuáles son realmente las funciones y obligaciones del conserje de una comunidad de propietarios. Tanto para saber qué es lo que pueden pedirle y qué es lo que debe realizar por contrato.

No obstante, antes de entrar de lleno en el tema, consideramos que es fundamental que sepas cuáles son las diferencias entre un portero y un conserje. Las funciones de ambos profesionales son las mismas, la diferencia principal radica en que el portero cuenta con una vivienda en el edificio donde trabaja, mientras que el conserje se marcha cada día a su casa, que se encuentra fuera de la finca. En cualquier caso, ambas figuras deben saber que existen una serie de obligaciones y funciones con las que deben cumplir.

¿Cuáles son las funciones de un conserje?

  • Controlar los accesos del edificio: el conserje debe ocuparse de abrir y cerrar el portal, pero también de vigilar quién entra y quién sale de la finca para garantizar la seguridad de todos los vecinos que residen en el edificio.

  • Instalaciones de electricidad y calefacción: el conserje también se encarga de programar el encendido de las luces y de la calefacción, atendiendo en todo momento las necesidades y peticiones de los vecinos, aunque siempre buscando un equilibrio para que todos estén contentos y no se haga un mayor derroche del necesario.

  • Tareas de limpieza: en las comunidades de propietarios que cuentan con servicios de conserjería, lo normal es que no haya limpiadores que se ocupen de estas tareas, pues es el propio conserje quien las realiza. Eso sí, a menos que la finca sea muy grande o requiera de labores especiales de limpieza y desinfección. Además, por lo general, se encarga también se recoger la basura y llevarla hasta el contenedor.

  • Se responsabiliza de las llaves: en aquellos edificios que cuentan con servicios de conserjería, este profesional es el responsable de las llaves de las zonas comunes del recinto. Y si así se establece en los Estatutos de la comunidad de propietarios, también puede que tenga las llaves de todas las viviendas de los vecinos para poder abrir en caso de que alguien las haya olvidado en el interior de la vivienda.

  • Gestionar la correspondencia: en las fincas en las que no hay buzones, el conserje se ocupa de repartir las cartas entre los vecinos. Y si algún vecino se encuentra ausente, también se encarga de recibir los paquetes y de llevarlos hasta su destinatario cuando se encuentre en el domicilio.

  • Arreglar averías: por lo general, los conserjes suelen contar con conocimientos de mantenimiento básicos, ya que normalmente también se encargan de arreglar las pequeñas averías que puedan producirse en la finca. Y, en el caso de que no puedan arreglarlas ellos, se ocupan de ponerse en contacto con los servicios de mantenimiento necesarios.