limpiar el suelo de madera en comercios
¿Cómo limpiar el suelo de madera en comercios?
6 junio, 2019
Productividad en oficinas
Limpieza de oficinas: buena salud e imagen de empresa
17 junio, 2019

La limpieza de empresas no es solamente una cuestión de imagen de cara a los clientes, sino también una cuestión de higiene, ya que si no lo hacemos de manera adecuada o con la frecuencia necesaria, nuestra salud podría verse perjudicada. Por esta razón, cada día son más las empresas que se toman más en serio este asunto, sobre todo aquellas que realizan actividades relacionadas con el ámbito sanitario y con la alimentación. La cuestión es que, en los tiempos que corren, también se tiene muy en cuenta el dinero. Por eso hoy, te traemos algunos consejos para ahorrar en la limpieza de empresas sin que tengas que renunciar por ello a una limpieza profesional.

  1. Identifica las necesidades de limpieza

Es obvio que no todas las empresas tienen las mismas necesidades. Por ejemplo, no es lo mismo limpiar una nave industrial que un despacho de abogados. Po9r eso, antes de contratar una empresa de limpieza, es fundamental que te asegures de que podrá ofrecerte justo los servicios que necesitas. Los suelos, los baños, las ventanas, las superficies, los almacenes, la cocina, los aparcamientos y las zonas comunes son algunos de los lugares más habituales que se incluyen dentro de la limpieza de empresas.

  1. Intenta ensuciar lo menos posible

Seguramente has escuchado alguna vez el dicho: “no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia”. Aunque parezca muy evidente, lo cierto es que por malos hábitos o por prisas, muchas veces terminamos ensuciando la empresa más de lo que deberíamos. Por ejemplo, descuidando la higiene del baño o dejando restos de comida. Es importante llevar a cabo una buena labor de concienciación entre los trabajadores y establecer una reglas de conducta. De esta forma, cuando la empresa de limpieza llegue para hacer su labor, tardará mucho menos, lo que, a la larga, hará que ahorres dinero.

  1. Escoge la empresa adecuada

Antes de contratar una empresa de limpieza para tu oficina, es importante que tengas en cuenta algunos aspectos importantes que van más allá del precio. La empresa no sólo debe contar con experiencia y con los materiales adecuados, sino que además debe estar especializada en los servicios que necesitas.

Muchas empresas, con el objetivo de ahorrar dinero, recurren a lo más barato, pero ten en cuenta que algunas veces lo barato sale caro y que te arriesgas a que el trabajo no se haga correctamente. Si tu empresa está relacionada con el sector de la sanidad o de la alimentación y recibes una inspección, te expones a graves sanciones. Pero incluso si no es el caso, puede que el servicio no se ajuste a lo que necesitas, por lo que estarás tirando el dinero.

  1. Confía en los profesionales

Una vez que hayas contratado una empresa de limpieza para tu oficina, es importante que te dejes aconsejar por los profesionales, pues es posible que no hayas tenido en cuenta algunos aspectos. Un buen profesional sabrá orientarte sobre los servicios de limpieza que mejor se adapten a tu empresa, lo que hará que ahorres dinero en servicios que puede que no fueran tan necesarios. Además, no te cortes en preguntar. Recuerda que una buena comunicación es siempre la base de una buena relación laboral.