¿Cómo limpiar los vestuarios de una piscina pública?

limpieza-parques-infantiles-megaservice-madrid
¿Cómo limpiar un parque infantil?
25 junio, 2021
limpieza-emergencia-mergaservice-madrid-
¿En qué consiste la limpieza de emergencia?
20 julio, 2021

Las piscinas públicas son muy visitadas durante el verano, sobre todo en zonas de interior y de montaña. Todos estos lugares disponen de un vestuario o zona de avituallamiento que permite a los visitantes cambiarse de ropa antes y después de entrar en el recinto. 

A continuación, se explicará de qué manera hay que limpiar e higienizar los vestuarios de las piscinas públicas, sobre todo teniendo en cuenta los requerimientos actuales debido al COVID-19. 

 

¿Por qué es necesaria la limpieza de vestuarios?

Los vestuarios son uno de los lugares cuya limpieza correcta es más esencial y necesaria. Hay que pensar que en estos espacios, la humedad es siempre muy alta debido a las duchas y los retretes. Además, las personas van a ducharse y a asearse, dejando muchas bacterias y restos de suciedad. 

Teniendo en cuenta estos condicionantes, si los vestuarios no se mantienen limpios y desinfectados, los virus, bacterias y patógenos camparan a sus anchas sin ninguna problemática. Y todo esto es aún más preocupante si se tiene el COVID-19 en mente. 

Por ello no es de extrañar que incluso el Ministerio de Sanidad haya llevado a cabo un documento muy concreto y detallado sobre las pautas y pasos que se deben seguir para higienizar correctamente estas salas y espacios. 

limpieza-vestuarios-duchas-piscina-municipal

¿Cómo desinfectar y limpiar los vestuarios de una piscina municipal?

Para mantener los vestuarios de una piscina correctamente limpios, se deben seguir las siguientes pautas:

  • Baños y duchas, separados: las zonas de baño y los retretes se deben separar. Esto evitará la contaminación cruzada y que los usuarios se confundan de áreas.
  • Mantener la zona ventilada: sobre todo si es un vestuario interior, el espacio debe estar en ventilación constante. Las paredes deben disponer de ventanas que hay que abrir para evitar la acumulación excesiva de humedad y para facilitar la renovación del ambiente. 
  • Limpiar a diario: los suelos se deben limpiar con lejía un par de veces al día o más, en función de la cantidad de personas que acudan al vestuario. Lo más recomendable es hacerlo durante la mañana, por el medio día y por la noche, pues son los momentos en los que menos volumen de personas habrá.
  • Limpiar los retretes y las duchas a diario: este punto sería lo mismo que el anterior, con la diferencia de que la limpieza debe llevarse a cabo no solo con lejía, también con otros productos desinfectantes.
  • Suelo con pendiente y desagües: esto debe ser un requerimiento de obra y en principio, todos los vestuarios deben cumplirlo. El suelo debe disponer de una pendiente del 3% y de orificios de desagüe para evitar que el agua se acumule, provocando caídas e infecciones.

Asimismo, la entrada a los vestuarios y a las duchas o lavabos debe ser siempre con chanclas o calzado de piscina. Los usuarios no pueden ir nunca descalzos, ya que hay riesgo de coger bacterias.

 

¿Tienes más dudas sobre este tema? ¡Contacta con Megaservice y solicita presupuesto para limpieza!