empresa de limpieza de oficinas
¿Cómo elegir una empresa de limpieza de oficinas? Puntos clave!
26 octubre, 2018
jardinero
¿Por qué es importante tener un jardinero en la comunidad de vecinos?
12 noviembre, 2018

La lluvia, los grafittis, los excrementos de animales y la contaminación son algunos de los principales responsables que ensucian y deterioran las fachadas de los edificios. Por tanto, la consecuencia es que no lucen igual que el primer día. Las tareas de mantenimiento y limpieza de fechadas son la única manera de hacer que el edificio se encuentre en perfectas condiciones.

¿Por qué se ensucian las fachadas?

Las causas son muchas, ya que la fachada de un edificio se encuentra en el exterior. A continuación, explicamos las más frecuentes:

Lluvia

El agua de la lluvia es una de las principales causas de la acumulación de suciedad en la fachada. Una vez que cae, va arrastrando toda la suciedad y el polvo acumulados por toda la fachada, dando lugar a manchas ennegrecidas que dan al edificio un aspecto viejo y descuidado. Pero además, puede crear moho y humedades dentro de las viviendas o de las oficinas.

Pintadas y grafittis

Las pintadas y grafittis son algo habitual en todas las ciudades. Cualquier espacio público es susceptible de convertirse en un lienzo para aquellos que se dedican a estos actos vandálicos. La cuestión es que la limpieza de grafittis no es nada sencilla y solamente pueden hacerla profesionales que sepan cuál es el mejor método en función de la gravedad del estropicio, teniendo en cuenta tanto el material de la pared como el tipo de pintura.

¿Cómo realizar la limpieza de fachadas?

En las comunidades de vecinos muchas personas dedican muchas horas cada semana para tener sus casas limpias, por lo que a nadie le gusta ver al fachada de su edificio sucio o envejecido. En estos casos, lo mejor es realizar un mantenimiento periódico cada año para que no se acumule demasiada suciedad y después no sea necesario realizar un gran desembolso de dinero. En función del material exterior del edificio, de la suciedad y de los tratamientos anteriores, se podrán elegir distintos métodos de limpieza de fachadas.

Limpieza a presión de fachadas

En aquellos casos en los que la suciedad no está muy incrustada, el método más eficaz para la limpieza de fachadas es el agua a presión, normalmente con poco caudal para que la pared no se erosione debido a la fuerza. Se empezará desde la parte de arriba del edificio para que la suciedad vaya bajando y siempre en movimientos horizontales para que poco a poco vaya escurriendo. Si el agua no es suficiente para eliminar la suciedad, puede usarse arena con partículas abrasivas.

Productos químicos de limpieza

Cuando en una fachada ha crecido vegetación, hay grafittis o excrementos de pájaros que han ido erosionando el material de la pared, el método más eficaz para limpiar son los productos químicos. Por ejemplo, en el caso de las persianas o en función del tipo de paredes, muchas veces se opta por pintar, especialmente si se trata de eliminar grafittis. No obstante, cada caso es distinto y debe ser estudiado de manera personalizada por la empresa que va a encargarse de la limpieza de la fachada, de manera que se usen los productos más eficaces para cada situación.