¿Cómo limpiar el suelo de madera en comercios?

Premio a la excelencia 2019
Megaservice Premio a la Excelencia Empresarial 2019
4 junio, 2019
limpieza de empresas
¿Se puede ahorrar en la limpieza de empresas?
10 junio, 2019

Los suelos de madera son una opción muy elegante y que hay que cuidar mucho dentro de la limpieza de los locales comerciales tanto o mas que la limpieza de sus exteriores. Sin embargo, con el tránsito de la gente, tienden a acumular mucha suciedad y polvo de la calle. El problema es que limpiar el suelo de madera de un comercio no suele ser tarea sencilla y si no se hace correctamente, no queda bien, dando muy mala impresión a los clientes. Ten en cuenta que un suelo de madera bien cuidado es una inversión que revalorizará tu negocio, ofreciendo un aspecto y una calidez incomparables. Por eso, a continuación te damos algunos consejos para que sepas cómo limpiar el suelo de madera en comercios.

  1. Consulta al fabricante

Si acabas de poner un suelo de madera en tu negocio, es importante que le preguntes al fabricante sobre el mejor método para limpiar el suelo. Recuerda que son expertos y podrán darte el mejor asesoramiento posible. Pero si no conoces el fabricante, sigue los consejos siguientes.

  1. La madera no es baldosa

El sistema que siempre hemos aplicado en casa para limpiar el suelo es barrer y fregar. Sin embargo, este método no funciona para los suelos de madera. Debes tener en cuenta que a la madera no le gusta nada el agua, por lo que debes evitar la fregona a toda costa a la hora de limpiar el suelo de madera de tu local comercial. Es obvio que no podemos evitar pasarla de vez en cuando, por ejemplo, cuando hay barros, manchas o polvo, pero es importante que no se haga con tanta frecuencia como lo haríamos en otro tipo de suelos. Con una vez a la semana es más que suficiente para el tránsito de este tipo de lugares.

  1. El vinagre, el mejor producto para limpiar suelos de madera

Llena el cubo de la fregona con agua templada y medio vaso de vinagre de vino blanco. Este producto dejará tu suelo como nuevo y además es más respetuoso con el medio ambiente. Aunque creas que el olor quedará adherido al suelo y en todo el comercio, no te preocupes, ya que en unos minutos, cuando se haya secado, no quedará ni rastro de este olor.

  1. Fregar con una fregona tipo bayeta

El tipo de fregona también es importante a la hora de limpiar un suelo de madera. Es recomendable usar una de esas fregonas de cerdas amarillas de toda la vida y escurrirla muy bien antes de pasarla por el suelo. Recuerda que cuanta menos humedad esté en contacto con el suelo, mejor.

  1. Encera el suelo

Aunque hace unos años encerar el suelo era algo muy habitual, poco a poco ha ido dejando de hacerse. La cuestión es que la madera necesita hidratación para mantener su brillo y nosotros debemos proporcionársela con la cera. Es recomendable que, al menos cada seis meses, pases un paño con cera específica o con aceite de oliva. Eso sí, es importante que no te excedas, ya que alguien podría terminar resbalándose. Si ves que has aplicado demasiado, pasa un paño seco para retirar el exceso.