limpieza despues obra
¿Cómo limpiar un piso después de una obra?
3 enero, 2019
presupuesto de limpieza
¿Cómo calcular un presupuesto de limpieza?
14 enero, 2019

Las comidas y cenas de Navidad son el momento perfecto para reunirse con la familia y crear recuerdos memorables pero, después de probar los deliciosos platos que hemos preparado y de abrir los regalos llega el ese temido momento del que todos huimos: limpiar la casa. Obviamente, es algo que debemos hacer sí o sí por mucho que lo odiemos si queremos devolver la casa a su estado original. Por eso, a continuación te damos algunos consejos para realizar una limpieza a fondo después de Navidad y dejarlo todo como los chorros de oro.

Recoge y guarda los adornos navideños

Todos disfrutamos mucho poniendo el árbol de Navidad y decorando la casa, pero no tanto cuando llega la hora de recoger y guardar. Aunque obviamente no pueden pasarse puestos todo el año. Tienes que hacerlo con cuidado para evitar que se estropeen y puedas volver a usarlos el año que viene, sobre todo si son elementos de cristal o luces. Límpialo todo con alcohol y agua antes de guardarlo y mete las cajas en un trastero o en un armario que no uses habitualmente para que no estorben.

Limpiar la nieve artificial

Si tienes niños en casa, seguro que no has podido sucumbir a la tentación de espolvorear tus ventanas con nieve artificial para darles un toque navideño. La cuestión es que, aunque a todo el mundo le encanta, pocos se plantean lo difícil que es limpiarla luego. Aunque quitarla no es tan complicado, siempre queda una marca grasa sobre el cristal que no puede quitarse solamente con un trapo. Para ello, es necesario usar un poco de alcohol y agua templada. Diluye un tapón de alcohol en medio litro de agua tibia y aplícalo con un paño para retirar cualquier mancha. El vinagre y el amoniaco también son buenas soluciones.

Limpiar el horno

La limpieza del horno es una de las tareas más complejas que debemos hacer después de Navidad, ya que durante las comidas de Navidad va acumulando mucha grasa y suciedad. Para que quede perfecto, crea una pasta de bicarbonato y agua y aplícala sobre el interior del horno. Deja que repose unas 24 horas y retírala con un paño y agua caliente al día siguiente. Si la grasa se resiste, añade un poco de vinagre al agua. Para eliminar los malos olores, pon agua y unas rodajas de limón en la bandeja y enciende el horno a máxima potencia durante 10 minutos.

Limpiar restos de cera

Las velas son todo un clásico en la decoración de las cenas navideñas, pero la cera siempre acaba manchando el mantel por mucho que intentes evitarlo. Lo primero que debes hacer es raspar con un cuchillo o con una tarjeta de plástico los restos y colocar un papel absorbente bajo la mancha. Pasa el secador y cuando la mancha esté líquida coloca papel absorbente encima. Para terminar, retira el papel y lava el mantel en la lavadora. Si la mancha no se va del todo, vuelve a repetir el proceso.