Consejos para una limpieza perfecta después de una mudanza

limpiar un piso de alquiler
¿Se debe limpiar un piso de alquiler al irse?
5 marzo, 2019
limpieza de hoteles
Consideraciones para una limpieza 10 en hoteles
22 marzo, 2019

Una mudanza puede ser una experiencia muy emocionante, pues casi siempre trae consigo muchas ilusiones. Sin embargo, todo lo que conlleva puede terminar por convertirla en un auténtico infierno. Y no solo porque tenemos que embalarlo todo, transportarlo y volver a colocarlo en nuestro nuevo hogar, sino también porque debemos hacer la limpieza después de la mudanza para que todo esté perfecto y podamos disfrutar plenamente de nuestra nueva casa.

Pero, ¿realmente sabemos todo lo que hay que limpiar? Muchas personas no son conscientes de ello hasta que toca hacerlo. Por eso, hoy te traemos algunos consejos para hacer una limpieza perfecta después de una mudanza.

Antes de colocar todos los muebles y desembalar las cajas, es recomendable que limpies todas las habitaciones de la casa cuando están vacías, ya que después resultará más complicado.

  • Suelos: los suelos acumulan mucho polvo, sin importar si se trata de una casa nueva como si ha estado ocupada anteriormente. Por eso, es aconsejable que pases la aspiradora y la fregona.
  • Techo: aunque no lo parezca, el techo también acumula polvo y todo tipo de suciedades. Por eso, es el momento de subirse a una escalera para darle un buen repaso.
  • Paredes: si la casa está recién pintada, no tendrás que limpiar las paredes. De lo contrario, es probable que hayan ido acumulando mucho polvo. Pasa un paño húmedo para que queden relucientes.
  • Muebles y electrodomésticos

Los muebles y electrodomésticos deben limpiarse antes de la mudanza para que cuando lleguen a la nueva casa que tanto te has esforzado en dejar perfecta, no lo llenen todo de polvo de nuevo. No obstante, no merece la pena hacerlo si van a estar almacenados un tiempo en otro sitio. En este caso, lo mejor es hacerlo después.

  • Puertas, picaportes e interruptores

También son elementos que debemos limpiar antes de entrar a vivir a una casa. Al igual que las paredes, las puertas también acumulan mucho polvo o marcas del uso del día a día. Pero tampoco debemos olvidarnos de los interruptores y los picaportes. Piensa que si la vivienda ha estado habitada, los antiguos inquilinos los habrán tocado muchas veces y que son de los elementos que más bacterias acumulan, por lo que necesitan una buena limpieza.

  • Objetos decorativos

En todas las viviendas hay montones de objetos que vamos acumulando a lo largo de los años. Aprovecha para tirar aquello que no uses o que ya no quieres. Este tipo de objetos es mejor empaquetarlos limpios para evitar que ensucien todo cuando los coloquemos. Aunque también tienes la opción de hacerlo después si lo prefieres.

Como puedes ver, hacer una limpieza después de una mudanza no es nada sencillo, por lo que si crees que es demasiado trabajo para ti y no tienes tiempo, siempre puedes contratar una empresa de servicio de limpieza doméstica que se ocupe de todo, de manera que todo esté limpio cuando llegue el momento del traslado y puedas hacerlo más rápidamente.