¿Cómo es el decapado de los suelos de barro o terracota?

escaparate-limpieza-manera
Limpieza y mantenimiento del escaparate de tu tienda
10 diciembre, 2019
pared_granito_muro
Limpieza muro de granito, ¿cómo realizarla?
16 diciembre, 2019

El suelo marcará la forma y el procedimiento de limpieza que se realice sobre él. Hacemos referencia al tipo de baldosa, material del que está fabricado y zona en la que se localiza. Un claro ejemplo de esto es el suelo de barro o terracota, su decapado y limpieza

 

¿Qué es el decapado? 

Antes de empezar con la explicación de la limpieza de este tipo de suelo, vamos a ver en qué consiste exactamente el proceso de decapado. Este es una técnica muy recomendada para la limpieza profunda de los suelos, sobre todo para los de terracota

 

La particularidad del decapado es la capa de protección que ofrece y aplica al pavimento/suelo. Este tratamiento se instaura mediante el cristalizado o el uso de ceras sobre el terreno.

 

Asimismo, permitirá eliminar capas antiguas ya existentes en el suelo, tanto de suciedad como de tratamientos anteriores. De esta forma, la superficie quedará totalmente preparada para recibir la nueva capa de productos y de limpieza. 

 

Normalmente, esta operación de decapado se realiza con una herramienta especializada para esta tarea. La más indicada suele ser la máquina rotativa para el decapado, cuyo uso se vincula con la aplicación de los decapantes alcalinos, altos en pH. 

 

Características suelo de barro o terracota

Los suelos de terracota o barro son característicos de las casas o domicilios de campo. No obstante, también es posible encontrarlo en fincas o pisos urbanos, sobre todo en terrazas o lugares de exterior. Sus rasgos son los siguientes:

 

  • Color tierra, marrón rojizo arcilloso. De hecho, es resultado del proceso de cocción de la arcilla. 
  • Suelo poroso con o sin acabado final de barniz y protección.
  • Si no disponen de un tratamiento específico que las aisle, las baldosas suelen ser más sensible a ciertos ambientes de humedad, suciedad excesiva, golpes, pisadas, etcétera.

suelo_terracota_limpieza_decapado

¿Cómo limpiar el suelo de terracota?

Antes que limpiar el suelo de terracota, hay que decaparlo y para ello, se deben seguir los pasos comentados anteriormente. Es decir, utilizar una máquina rotativa o un cepillo de cerdas duras y la aplicación de un desincrustante y de un decapante alcalino. 

 

En este proceso, se eliminarán tanto posibles manchas de obra, como señales antiguas y permanentes en el suelo. Así, la zona quedará lista y protegida para el resto de acciones que se le llevarán a cabo. 

 

Para limpiar bien este tipo de superficie, hay que tener en cuenta que su material, la terracota, es muy poroso. Por ello, si las manchas llevan mucho tiempo en la zona, hay que reabrir el poro y limpiarlo en profundidad. 

 

Para ello, se debe utilizar una mezcla a partes iguales de agua caliente y lejía o amoníaco. Asimismo, tras su aplicación, hay que dejarlo secar durante al menos 24 horas. Si se precisa acortar el tiempo, una buena opción para agilizarlo es usar polvos de talco o tierra de Marsella para la zona. Una vez seco, se aspira todo el resto de estos productos y listo. 

 

¿Necesitas mejorar tu suelo de barro o terracota?

No lo dudes y contacta con Megaservice. Nuestro equipo de atención al cliente te escuchará, te asesorará y te recomendará el mejor servicio para tus solicitudes o necesidades.